DECLARAR VENTA DE INMUEBLE CON PÉRDIDAS EN EL IRPF

¿Vender un inmueble con pérdidas tiene beneficios fiscales?. Debido a la depreciación del suelo, muchos ciudadanos se están encontrando con tener que vender patrimonio inmobiliario por debajo del precio que pagaron en su momento. ¿Cómo saber declarar el IRPF si se tienen pérdidas?. Si vendes, o te estás planteando vender, esta información es imprescindible para ti. Conoce los beneficios fiscales en caso de vender un inmueble con pérdidas.

Has de saber que dichos beneficios podrán compensarse durante los 4 siguientes ejercicios a pesar de que el contribuyente no podrá contar ya con él en el segundo ejercicio. Las pérdidas por ventas patrimoniales habitualmente no se declaran, pero declararlas es muy positivo para el contribuyente. De hecho, los expertos animan a ello en este ejercicio fiscal con motivo de rebajar la factura.

Hacienda en su momento denegó poder rectificar este punto en el IRPF esgrimíendo que su negación de este derecho se debía al tratarse de una opción tributaria, y con ello privaba de este beneficio.

Ante esta situación, los tribunales han tomado voz en el asunto y han resultado tener opiniones y conclusiones muy diferentes.

Recientemente el pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, ha disentido con Hacienda dando permiso al derecho de esta rectificación en caso de no haberse beneficiado el vendedor en su momento.

El citado tribunal ha manifestado que este derecho no es una opción tributaria, por lo que se tiene derecho a solicitar una rectificación en caso de haber olvidado la compensación y puede ejercer este derecho incluso cuando la declaración se encuentre realizada fuera de plazo, aunque en ese caso se tendría que abonar la sanción correspondiente.

También se puntualiza que el cliente no podrá realizar la compensación de las pérdidas en el ejercicio posterior, ni acumularlas, puesto que el límite es el 20% de las minusvalías.

Igualmente establece como improcedente para Hacienda que el contribuyente trate de pasar la compensación de un año al siguiente, acumulándola así a las rentas de carácter negativo de ejercicios posteriores.

Algunas indicaciones de los expertos son que no se debe tributar por el rendimiento negativo, aunque sí debe incluirse en la declaración del IRPF. En caso que se trate de una operación con ganancias, las mismas irán a la base imponible del ahorro, con los distintos tipos:

– 19% hasta los 6.000 €

– 21% de 6.000 a 50.000 €

– 23% de 50.000 € en adelante

Se recuerda que la ganancia o pérdida patrimonial se calculará entre el valor de adquisición –formado por el valor del importe real por el que se adquirió la propiedad, y gastos y tributos adjuntos a la propia adquisición- y el de transmisión –el importe real por el que se haya efectuado la venta, no incluyendo en ello los gastos y tributos adjuntos a la transmisión pagados por el vendedor-.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *