Aspectos a tener en cuenta en el impuesto de sociedades del ejercicio 2018 en Bizkaia.

Como ya sabéis, el pasado 27 de marzo se publicó la Norma Foral 2/2018 de 21 Marzo. Esta norma establece una serie de modificaciones en IRPF, SOCIEDADES Y PATRIMONIO con efectos al 01/01/2018 por lo que tendrías que tenerlo en cuenta en este ejercicio y hacer los correspondientes ajustes para optimizar tus resultados, damos un breve repaso de los cambios más importantes.

¿Que cambia en el impuesto de sociedades?

Principalmente el tipo impositivo, siendo el general del 24% y para PYMES solo se queda en el 20% aunque esto sería a partir del ejercicio 2019 ya que se establece de manera extraordinaria un tipo impositivo para este ejercicio del 2018 del 22%, siendo el general del 26%.

Cabe mencionar también la reducción en la Base Imposible y su variación, habiendo sido en ejercicios anteriores del 20%, pasara a ser a partir del 2019 del 10%, siendo únicamente y de manera excepcional del 15% exclusivamente en el año 2018.

Por último y aquí viene lo más importante, la aplicación de deducciones y compensación de bases imponibles negativas pasa a ser de 30 años, pasando a ser del 50% con carácter general y del 70% para pymes.

En cuanto a las deducciones, todas se encuentran limitadas, al 35% de cuota las que en la actualidad lo venían siendo del 45% y, las que en la actualidad lo eran sin límite, pasan a tener un límite del 70%.

Las deducciones por la creación de empleo pasan a cuantificarse a razón del sueldo bruto del empleo generado, siendo deducible el 25% del mismo con el límite de 5.000,00 €.

Por último, la modificación más importante reside en la obligación de realizar un pago fraccionado durante el mes de Octubre correspondiente sobre la base imponible declarada en el último Impuesto sobre Sociedades vencido.

El pago fraccionado, deberá liquidarse dentro del 25 primeros días del mes de Octubre correspondiente y consistirá en el ingreso del 5% de la base imponible declarada en el último Impuesto sobre Sociedades vencido, pudiéndose deducir las retenciones e ingresos a cuenta practicados sobre los ingresos del contribuyente correspondientes al periodo impositivo de referencia, nos siendo obligatorio para la PYME.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *